HISTORIA

En el año 1945 se funda una Organización que agrupaba al Personal de la División Marítima de la ANP y que era comúnmente conocida como “La Corona” porque su finalidad principal paso a ser la de prestar solidaridad en caso de defunciones. Frente a la inoperancia del SUANP (hoy llamado SUPRA) los tripulantes deciden convertir aquella asociación en un Centro Gremial en el año 1956 la que se denomina Centro de Tripulantes de la Marina Mercante Nacional y que
en tal carácter actuó hasta 1965 en forma efectiva en cuanto a las conquistas logradas pero por la falta de Personería Jurídica se decide realizar las fundación legal de la misma.

El 29 de setiembre de 1965 se funda legalmente el Centro de Tripulantes de la Marina Mercante Nacional por parte de los Cros. Ariel Del Gaudio, Hugo Cuba, Volney Alvez, Ulises Clivio, Nelson Bonjour y Luis Soca, quedando la Comisión Directiva fundacional conformada por los anteriormente nombrados.

Hoy, a mas de 50 años de su fundación, nuestro Gremio ha trascendido la fronteras de la navegación marítima para transformarse en la organización sindical de los empleados del transporte en general, y agrupa entre sus afiliados a trabajadores de las compañías navieras, astilleros, compañías de aviación,
talleres de aviación, y de todas aquellas empresas que suministran o atienden servicios relacionados con la actividad vinculada al transporte.

Nuestros avances en la conquista y defensa de los derechos laborales representan la continuación de la más pura tradición de este movimiento sindical, a la vez de un logro propio de los distintos sectores que nos componen como gremio.

En ese sentido señalamos la búsqueda histórica para la suscripción de convenios colectivos tanto, para regular —a través de estos valiosos instrumentos— variados aspectos de la relación laboral: la definición de cargos, procedimientos de calificación, salarios, viáticos, traslados, descansos, licencias, capacitación,

salud, sin olvidar la integración de capítulos atinentes a regímenes disciplinarios, como forma de resguardar al trabajador en su derecho a ser juzgado con las debidas garantías.

Sentimos mucho orgullo por lo alcanzado hasta el momento y por lo que hoy mismo estamos construyendo con el conjunto de los trabajadores que nos ha permitido y permitirá continuar, día a día, la edificación de un sindicato más fuerte, más unido y ligado al resto de los trabajadores y organizaciones sociales que buscan la construcción de un país mejor.

Te invitamos a ser parte de esta sindicato, donde la jerarquización del trabajo y el respeto por los derechos del trabajador son los pilares fundamentales en nuestra Organización.